TECNOLOGÍA INALÁMBRICA. Los cuatro textos oficiales clave que reconocen su efecto sobre la salud y siete paliativos caseros básicos contra ello

 

 

Cobertura de la red inalámbrica (urbana y rural)
En mayo de este año de 2011, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitía una nota de prensa en la que por primera vez alertaba de la peligrosidad de los “campos electromagnéticos generados por radiofrecuencias” en la salud. La nota, muy explícita ya en su mismo título, fue ampliamente difundida en los medios, ya no sólo por su contenido, sino por el claro cambio de actitud de este organismo internacional de la salud, respecto a los efectos de los campos electromagnéticos (CEM) en los seres vivos.

Unos días antes de este anuncio, el Consejo de Europa, también en mayo, se posicionaba en posturas similares, más tibias, pero menos “chocantes”, por cuanto que desde tiempo atrás el Parlamento había venido reconociendo, de forma más o menos directa, la relación entre salud y ondas, la electrohipersensibilidad, y la presión de los lobbies de la industria (para “retrasar” investigaciones promovidas por el Consejo, para introducir personas afines a sus intereses en puestos políticos o de salud de responsabilidad, etc.).

Desde hace años, numerosas organizaciones y asociaciones de vecinos, afectados y enfermos (de electrosensibilidad, cáncer, etc.); medios de comunicación (ej. Reportaje “Contracorriente”, de Documentos TV. TVE -1, 2, 3-) y ONGs de muchos países, vienen denunciando este tipo de prácticas también, tanto respecto a la OMS como del Consejo y Hasta ahora, se habían negado, a pesar de las numerosas investigaciones al respecto, por conflicto de intereses de los responsables de dichas políticas en la organización, como numerosas denuncias documentadas hna venido de diferentes colectivos y científicos independientes- proclive a las presiones de los lobbies

Este artículo tiene como objeto presentar los documentos oficiales clave, de carácter internacional que desde hace poco reconocen los efectos en la salud de los campos electromagnéticos, entre ellos, los que hemos comentado. Se trata de ondas que el ser humano ha expandido de forma invisible -pero global, masivamente y sin un mínimo de prudencia-, por todo el planeta, por lo que este reconocimiento internacional, es muy importante.

Los documentos que aquí ofrecemos son los textos completos, a menos que se especifique lo contrario; y en español, como mínimo (de no haberlos, en su idioma original). Se trata de textos de gran interés para difundir entre profesionales, afectados, interesados y escépticos, por cuanto que son documentos OFICIALES; que parten de entidades serias, públicas e INTERNACIONALES; “reacias” a reconocer lo que exponen; y en base a la EVIDENCIA CIENTÍFICA de que disponen, imposible ya de obviar, por mucho que la presión de la industria siga obstaculizando o ralentizando el reconocimiento y la toma de medidas, y evitando la aplicación del “principio de precaución”, mientas esa actitud les genera “réditos” y a los ciudadanos enfermedades y trastornos de diferente tipo..

En esta entrada podréis ver también -para no caer en la frustración que pueda generar la lectura de estos artículos, al no saber qué hacer ante ello-, una serie de pautas de protección contra los CEM básicas de interés, que os serán muy rápidas y fáciles de poner en práctica. Y en caso de que os interese profundizar en ello o tomar una actitud más activa, os paso una serie de enlaces en de la misma línea, que podéis consultar.

4 DOCUMENTOS OFICIALES, CLAVE EN EL CAMINO DEL RECONOCIMIENTO DE LOS PROBLEMAS DE SALUD PRODUCIDOS POR LOS CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS
 

En orden cronológico, de más a menos reciente:

 
[2011].- “IARC classifies radiofrequency electromagnetic fields as possibly carcinogenic to humans”. Nota de prensa (“La IARC clasifica los campos electromagnéticos generados por radiofrecuencias como posiblemente cancerígenos para humanos”. International Agency for Research on Cancer -IARC, de la OMS-. 31/05/11. 6 págs.).

 
[2011].- “Peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos sobre el medio ambiente. Resolución 1815 (2011)”. Asamblea Parlamentaria-Consejo de Europa. 4 págs. (Nota.- En inglés y en francés, en la web del Consejo de Europa. Proyecto antes de su aprobación -6/05/11. 14 págs. En español. PDF- ).

 

 
[2007].- Informe Bioinitiative (extracto en español -24 págs.-, y completo en inglés –607 págs.-)
Participación de 26 científicos expertos en la materia, que revisan más de 1500 investigaciones de la literatura científica reciente. Concluyen que es necesaria una revisión de los niveles de exposición permitidos, y de las politicas públicas con respecto a las implicaciones de los CEM en la salud. Web oficial: Bioinitiative.
 

Al margen de estos textos de carácter oficial, nos permitimos acabar esta pequeña bibliografía sobre CEM, salud y electrohipersensibilidad (EHS), con un excelente y claro recopilatorio realizado por la Asociación Pola Defensa da Ría (apdr) sobre el tema, que aunque orientado al ámbito escolar, expone la información y estudios científicos principales de los últimos años en esta materia, desde 1998 a 2011, o sea hasta unos meses antes de la salida de los documentos anteriormente aportados, por lo que constituye un texto interesante para quienes deseen conocer la panorámica de los últimos años en este tema, hasta llegar a los documentos de la OMS y el Consejo de Europa, de mayo de 2011. El texto se llama: “¿Wi-fi en las aulas?… Internet, mejor por cable. Dossier 2010-11” (17 págs.).

ÍNDICE
I.-Contaminación electromagnética y salud: llamadas de alerta desde la comunidad científica (p. 2)
II.-El debate general sobre os campos electromagnéticos y la implantación de sistemas sin hilos como el wi-fi (p. 8)
-A nivel internacional (p. 9)
-A nivel estatal (p. 12)
-A nivel gallego (p. 13)
III.-Alternativas al wi-fi (p. 14)
IV.- La autonomía de los centros de enseñanza (p. 15)
V.-Propuestas para reflexionar en el consejo escolar (p. 15)

 

 
7 PALIATIVOS BÁSICOS CASEROS Y FÁCILES DE HACER
Auricular "air tube" para móviles
  1. Internet.- Por cable (el módem viene con opción de enchufarse a través de Ethernet -cable-). Desactivar el dispositivo de Wi-Fi del ordenador. Trabajar con ratón y teclado externo y a distancia del ordenador.
  2. Aparatos eléctricos.- Desconectar, mientras no se utilicen (incluido el cargador del móvil).
  3. Teléfonos móviles.- Utilizar lo mínimo y apagar tras su utilización. No contestar acercándolo al oído, sino a cierta distancia. Hablar lo imprescindible y con el móvil alejado del cuerpo (si no oyes a tu interlocutor, cómprate un auricular "air tube": son económicos).
  4. Hogar.- Envolver en papel de aluminio (también llamado "de plata", por su color) lo que sospechemos que puedan generar problemas. También, si es necesario, nuestra persona (por ejemplo, la cabeza; o un gorro por dentro, que habitualmente utilicemos) y/o las paredes y techos con problemas electromagnéticos (porque los notemos, o porque los midamos con aparatos).
  5. Telefonía.- Utilizar telefonía de cable, o full eco-dect.
  6. Dormitorio.- No utilizar relojes-despertador eléctricos. No tener nada enchufado en el dormitorio.
  7. Ropa/Telas.- No utilizar sintético porque favorece la electricidad estática. Utilizar ecológico, o al menos de algodón u otro material natural.

PARA AMPLIAR INFORMACIÓN:

-Telefonía y contaminación electromagnéica (I. Información interesante para afectados: las zonas con peor cobertura)

Nota.- Entre otras cosas, el artículo ofrece un enlace al Servicio de Información sobre Instalaciones Radioeléctricas y Niveles de Exposición (estaciones de telefonía móvil de potencia de emisión SUPERIOR a 10 watios). El servicio lo ofrece la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Su utilidad radica en que es un buscador de estaciones de telefonía móvil por números de calle, que además ofrece el nivel de frecuencia "oficial" al que emiten (o sea, el que “informan” al Ministerio que emiten). Personalmente he comprobado que no siempre funciona bien y que además arroja algunos errores en los resultados (siempre quedando el número de antenas, y la distancia entre estas y el punto buscados, "menos" alarmantes de lo que son). Aún así, es muy recomendable su uso, como referencia. En caso de que tengamos constancia de una estación, y no aparezca en el mapa, quiere decir que es probable que pueda ser ilegal, por lo que podremos denunciarla, para que la quiten. Aunque se trate de la lucha de David contra Goliat, al menos podemos dejar constancia de nuestra queja y petición por escrito. Y si conocemos una asociación de vecinos preocupada por estos temas -o de afectados de EHS, o de otras patologías que sospechen que puedan estar provocadas por las antenas de telefonía móvil-, si son activos, contáctales para juntar fuerzas e información, con el fin de ser un grupo de presión más eficaz.

-Telefonía y contaminación electromagnética (II. Preguntas frecuentes, repetidores y comunidades de propietarios, webs, asociaciones, foros…)


 
ENLACES RELACIONADOS

-“Ocupación, exposición laboral a radiaciones electromagnéticas y cáncer de mama” (E-book. Instituto de Salud Carlos III, Ministerio de Sanidad y Consumo. 2001).

 
-Salud y electromagnetismo. Parlamento europeo. 2/04/09 (Texto completo de la resolución).

 
-Plan de Acción Europeo sobre Medio Ambiente y Salud, 2004-2010: revisión (resolución del Parlamento Europeo, de 4/09/08).

 
-Campos electromagnéticos y salud. Declaración de París de 23/03/09 (Dr. Belpomme, oncólogo Hospital Europeo Georges Pompidou. Senado. Francia. 03:44. Subt. español). Video, con transcripción de las partes de mayor interés.

 
 

Deja un comentario

votar/http://www.bolinf.es/wp/archives/36880 alt="votar" title="Votar esta anotación en Bitacoras.com" />