Bibliotecas Populares: labor titánica en comunidades marginadas de Medellín

Qué mejor forma para estrenarme en Biblogtecarios que contándoles un poco la realidad bibliotecaria en mi ciudad, Medellín. Pero no cualquier realidad, sino aquella que viven las comunidades donde se presentan múltiples problemáticas sociales y que por medio de las bibliotecas populares han logrado encontrar alternativas para hacer frente a situaciones como la violencia y la falta de educación.

Para empezar, tengo que aclarar que esto es un poco de lo que he vivido y sentido de la labor titánica que hacen las bibliotecas en estas zonas, y que gracias a la fortuna de haber conocido una biblioteca popular, soy ahora un feliz bibliotecólogo que vive encantado con la profesión y proyecta trabajar fuertemente por su desarrollo.

Medellín, ciudad ubicada en el departamento de Antioquia, occidente de Colombia, ha sido una de las ciudades destacadas en el crecimiento económico del país, pero aunque suene paradójico, no se puede decir lo mismo en cuanto a la esfera cultural y por supuesto al desarrollo bibliotecario. Años atrás, las bibliotecas públicas se podían contar en los dedos de la mano (Biblioteca Pública Piloto y sus diferentes filiales, bibliotecas públicas promovidas por instituciones privadas), ya que el Estado no se preocupaba por la creación de este tipo de Instituciones, que brindara espacios de información, formación, disfrute y goce cultural; las comunidades tenían que hacer largos desplazamientos, generando la concepción de la biblioteca pública como espacio de pocos privilegiados.

Ante esta necesidad de bibliotecas para las comunidades, algunas personas o grupos se dieron a la tarea de crearlas; sin recursos, sin formación y nada más con el entusiasmo de generar nuevas y mejores opciones que ayudara a suplir necesidades educativas, culturales y sociales, aparecen estas instituciones lideradas por seres humanos que creían en el poder de las transformación a través de la información, la lectura y la promoción cultural.

Es así como surgen las bibliotecas populares (también llamadas en otras regiones, bibliotecas comunitarias), las cuales hoy se mantienen por ese compromiso de bibliotecarios de corazón que ven en ellas una posibilidad de mejorar condiciones de vida para esas comunidades sumergidas en situaciones como la violencia, falta de educación y, en muchas ocasiones, abandono del gobierno.

Cortesía Rebipoa

Pero, ¿qué hace que la labor de estas bibliotecas sea tan admirada?, ¿qué las hace tan importantes para las comunidades? Podría decir que parte de esto está en el contexto que intervienen y las comunidades que atiende, que en su mayoría están zonas con dificultades económicas y altos índices de violencia. Pero lo que más sobresalta su labor, son las ganas de los bibliotecarios de pensar estos espacios más allá de las paredes, de idear servicios, estrategias o programas que vinculan a las personas y las hacen sentir que éstas son suyas, que allí pueden encontrar nuevas oportunidades de volar, de mejorar y, sobre todo, de hacer frente a la realidad que viven.

Cada vez que hablo de las bibliotecas populares me emociono, porque no se imaginan lo bien que me siento cuando logro ver un niño feliz con su libro, a una madre dándole a conocer el maravilloso mundo de la lectura a su bebé; a un joven que parece “ratón de biblioteca” y un gran devorador de libros… Mejor dicho, no se imaginan lo significativo que es conocer una persona que ha logrado transformar su mundo a partir de lo vivido en las bibliotecas. No crean que estoy inventando y dando a conocer el mundo perfecto de las bibliotecas, al contrario, estoy compartiendo una experiencia de desarrollo bibliotecario, que a partir de pocos recursos e inmensas dificultades, ha logrado transformar un pedacito de la realidad que vive esta sociedad.

Algo muy importante que ha llevado a estas bibliotecas a perdurar en el tiempo, es su interés por compartir y trabajar conjuntamente con otras bibliotecas similares; se dieron cuenta de la importancia del trabajo en red, de compartir experiencias, conocimientos, dificultades y necesidades. Se dieron cuenta de la importancia de crear la Red de Bibliotecas Populares de Antioquia –REBIPOA- para juntar fuerzas y continuar con esa inmensa labor.

Son muchas las cosas que podría contarles sobre lo que hacen estas bibliotecas, pero como dicen por ahí: ‘una imagen dice más que cien palabras’; por esto, quiero compartirles un video que hice hace un par de años sobre su maravilloso trabajo. “Vean ustedes mismos con sus propios ojos”.

¿Qué tal? ¿Qué les pareció?

Pues créanme que es titánica su labor, ya que debido a su falta de recursos, no cuentan con las súper colecciones de libros, pues actualizan sus colecciones con las donaciones de sus usuarios; no cuentan con los súper inmobiliarios para el servicio, no cuentan con sistemas automatizados para la gestión bibliotecaria, no cuentan con la súper tecnología de la que hoy hablamos y buscamos implementar (muchas de ellas apenas tendrán un computador), mejor dicho, no tienen muchas cosas de las que nos podamos imaginar; pero algo con lo que sí cuentan es el compromiso de sus bibliotecarios y la capacidad para hacer de la biblioteca UN ESPACIO VIVO.

Cortesía

¿Han visto iniciativas bibliotecarias de este tipo en sus países? Me imagino que sí, y espero que se tomen el tiempo de conocerlas; no saben lo gratificante que se siente conocer este tipo de bibliotecas.

Por último, es necesario reflexionar constantemente sobre nuestra profesión y por eso quiero preguntarles, ¿cuánto consideran ustedes a las bibliotecas públicas como instituciones para el desarrollo?, ¿se imaginan cómo una biblioteca que cuenta con poco recursos puede lograr impactar en las comunidades que atiende? ¿Conoces alguna iniciativa en su país, región o ciudad que sea similar a las bibliotecas populares?, ¿qué papel juegan las bibliotecas públicas en las zonas de problemáticas sociales? ¿Son las bibliotecas un aliado para encontrar nuevos caminos diferentes a la violencia? ¿Qué significan las bibliotecas para las personas que habitan en estas zonas?

Espero tomen un tiempito para que se hagan estas preguntas y si quieren seguimos discutiendo al respecto del tema.

No puedo terminar sin contarles que este post quería hacerlo como homenaje a las bibliotecas populares, en especial a REBIPOA, la cuales muchas veces son olvidadas y poco reconocidas por un gremio como el nuestro, sobre todo en el contexto colombiano.

Biblogtecarios.

 

Bibliotecas Hospitalarias.

Deja un comentario

votar/http://www.bolinf.es/wp/archives/37335 alt="votar" title="Votar esta anotación en Bitacoras.com" />