Sube la ‘marea’, esta vez la amarilla. La defensa de las bibliotecas públicas aparece en la prensa generalista.

Feliz esta Bibliotecaria Sin Tijeras de ver, gracias a Anabad asociación que también se une a la defensa de las bibliotecas, que la repercusión de la marea amarilla está llegando a la prensa generalista. Concretamente al diario “El Mundo” que en su edición del sábado 21-01-12 publicó este magnífico artículo de Marta Belver:

Sube la ‘marea’, esta vez la amarilla

‘Primero subió la marea verde, que llenó las calles de Madrid de profesores en contra de los recortes en la educación que se paga con el dinero de todos los contribuyentes; luego empezó a agitarse la marea blanca, la que está movilizando al personal sanitario frente a la modificación de sus condiciones laborales; y ahora empieza a gestarse la marea amarilla, el color que tiene todas las probabilidades de ser el símbolo del malestar de los trabajadores de las bibliotecas de gestión pública en la región.

Un organismo virtual (la Plataforma contra el Préstamo de Pago en estos centros culturales) está intentando aglutinar el rechazo frente a los ajustes presupuestarios que afectan al sector en una jornada de protesta convocada a nivel nacional para el próximo 4 de febrero. Las acciones concretas para ese día están por definir, pero lo que ya está confeccionado es el uniforme oficial de la convocatoria.

[Paseo de Recoletos a las 12 horas, en Madrid, donde tendrá lugar una gran concentración, un gran abrazo a la Biblioteca Nacional].

Se trata de una camiseta de color amarillo fluorescente que por delante dice Yo (un dibujo de un corazón) las bibliotecas públicas y por detrás Las bibliotecas no son un gasto, son una inversión. De momento se han impreso 100 ejemplares, que se venden a 5,50 euros, aunque la idea de sus promotores es colgar en la web el diseño para que quien quiera se haga la suya.

[Venta de camisetas en dos puntos de Madrid (Según correo a Iwetel):
SEDIC: Santa Engracia, 17, 3º. 28010 Madrid
Horario de entrega: Lunes a jueves: de 10 a 14 h. y de 16 a 19 h. Viernes: de 10 a 15 h.
Traficantes de Sueños: Embajadores 35, Local 6. Lavapiés. 28012 Madrid
Horario: Lunes a viernes: 10.30-14.00 17.00-20.30. Sábado: 11.00-14.00 17.00-20.30]

Tras el detalle del vestuario para las movilizaciones, está el fondo del problema. La red municipal en la Comunidad de Madrid cuenta con 133 centros, a los que se suman los 16 que gestiona directamente el Ejecutivo autonómico y, aunque cada administración aplica «políticas distintas», «la tónica general de casi todas es la eliminación de gastos».

Habla José María Nogales, vicepresidente de la Federación Española de Asociaciones de Archiveros, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas (Anabad). «Aquí se perciben dos cosas: una, que es necesario racionalizar el gasto y establecer medidas de ahorro, posición con la que por supuesto estamos de acuerdo, y otra, que con el pretexto de la crisis se deje de comprar hasta papel higiénico», argumenta.

Según explica, «los recortes aplicados son de carácter muy diverso». A saber, «no se han renovado algunos contratos de cuentacuentos que se hacían en las bibliotecas de la Comunidad de Madrid o directamente se han suprimido»; «ha desaparecido la línea de subvención del Ministerio de Cultura para la adquisición de revistas de pensamiento y cultura»; «se tiende a prescindir del personal interino»…

«La Ley de Bases de Régimen Local establece que todos los municipios de más de 3.000 habitantes tienen que tener un servicio de recogida de basura, alumbrado, alcantarillado y una biblioteca pública», continúa el vicepresidente de Anabad. «Las bibliotecas son un servicio básico y obligatorio reconocido por ley, no puede ser potestad de las autoridades decidir si hay o no hay», puntualiza.

El Ayuntamiento de Madrid gestiona una treintena de estos centros de estudio y préstamo de libros en la región. Desde el Área de Las Artes precisan que su presupuesto para la partida de gasto corriente ha disminuido alrededor de un 13% en los dos últimos años y que se han ido «amortizando» puestos de trabajo, en concreto un 3% de la plantilla.

En la Comunidad de Madrid también reconocen que se han realizado «ajustes» con el «criterio de austeridad» que Esperanza Aguirre ha aplicado a su gestión, aunque matizan que se llevan haciendo «desde hace años», por lo que su efecto ha sido «más suave», de un 6% este año en relación con 2011. «Se ha recortado en subvenciones y en publicidad, pero se han mantenido todos los servicios de préstamo, actividades y extensión bibliotecaria», asegura Isabel Rosell, directora general de Archivos, Museos y Bibliotecas.

Los sindicatos UGT y CCOO, por su parte, están a la expectativa de la resolución de la Comisión de Duplicidades de la Asamblea de Madrid que decidirá si la gestión de los centros a cargo de la Administración regional se traspasa a los ayuntamientos y, en ese caso, velar por las condiciones de sus trabajadores’.

[Negritas y enlaces son nuestros]

COABDM

Bibliotecas Hospitalarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

votar/http://www.bolinf.es/wp/archives/40826 alt="votar" title="Votar esta anotación en Bitacoras.com" />