Editado “El Efecto Dominó ¿Qué pasó en la epidemia de meningitis C de Madrid de 1997” de descarga gratuita

Editado “El Efecto Dominó ¿Qué pasó en la epidemia de meningitis C de Madrid de 1997” de descarga gratuita

Por Javier Segura del Pozo
Médico salubrista

Hoy, 14 de febrero de 2017, hace 20 años que el periódico “Diario 16” informaba a la ciudadanía madrileña de la existencia de una alarma epidemiológica en la Comunidad de Madrid (CM) por la aparición desde hacía varias semanas de un goteo de casos de meningitis C, algunos (1 de cada 6) con resultado de muerte. También se informaba de la existencia de una vacuna frente a esta enfermedad que solo estaba disponible en la oficina de medicamentos extranjeros de la calle O’Donell 50. Unos días después, la agencia EFE distribuía una impresionante foto del patio de este edifico donde centenares de personas hacían cola para conseguir esta vacuna. Lo más llamativo era que entre estas personas se encontraban médicos con su bata blanca. También que políticos como Federico Trillo (entonces presidente del Congreso) y el propio palacio de La Moncloa habían enviado mensajeros a O’Donell para hacerse con dosis de vacunas para sus niños, contradiciendo el mensaje oficial del ministro de sanidad del gobierno de Aznar. Hace 10 años publiqué en el blog “Salud Pública y algo más”, una serie de textos en que contaba mi relato de lo sucedido en aquella crisis. Otros 10 años despues, recopilamos estos textos e imagenes en un libro  que lleva el titulo libro “El Efecto Dominó ¿Qué pasó en la epidemia de meningitis C de Madrid de 1997” y que os podéis descargar gratuitamente aquí: el-efecto-domino_libro

portada-domino-9

Portada del libro  “El Efecto Dominó ¿Qué pasó en la epidemia de meningitis C de Madrid de 1997”

Esta alarma epidemiológica fue un extraordinario reto para la Salud Pública madrileña que llevaba meses preparándose para dar una respuesta adecuada a la población a la que servía. Lamentablemente, tal como se manejó esta crisis epidémica, el resultado fue un aumento de la desconfianza de la ciudadanía en sus autoridades sanitarias. Esta crisis marcó un antes y un después, no solo en mi vida profesional, que se vio atravesada profundamente por la misma, sino para la organización de salud pública de la CM.  Creo que esta nunca se recuperó del impacto que tuvo en sus salubristas, y en su red de vigilancia epidemiológica que se desvivió para enfrentarse a este reto, a la vez que veía como las autoridades manejaban la información de tal forma que se indiscriminaban los argumentos y criterios epidemiológicos de los argumentarios mediático-políticos.

escanear-17

Portada de Diario 16 de 18 de febrero de 1997 con la foto de las colas en el patio de O’Donell 50 para adquirir dosis de vacunas contra la meningitis C en la oficina de medicamentos extranjeros

Los profesionales de la medicina clínica (especialmente, los pediatras) y los epidemiólogos de campo de la CM sufrieron una increíble tensión durante las semanas siguientes, dando la cara ante la población; en consultas, los primeros, y en las asambleas informativas en los colegios donde estudiaban alumnos que habían sido diagnosticado de meningitis C, los segundos. El mensaje oficial que debían sostener era que no había más casos de los esperados… y que había que esperar. Se negó la existencia de un incremento de riesgo poblacional (epidemia) hasta pasado el verano de 1997, y se insistió en los riesgos de una vacunación. Una vez pasado el verano, se organizó la vacunación en octubre de ese año de todos los menores de 20 años, insistiéndose entonces en los beneficios de la misma y justificando este cambio de opinión en que había nueva información disponible. La vacunación se acabó extendiendo a toda España

escanear-18

Diario 16 de 15 de febrero (“Brote de meningitis: El Gobierno lo sabía y sólo informó a su gente”), en el que se informa que el palacio de La Moncloa envió un mensajero para adquirir la vacuna para los niños del personal de La Moncloa con la receta del jefe de los servicios médicos

Con los años trascurridos, parece que el periodo entre febrero y octubre de 1997 fue breve (solo ocho meses), sin embargo las diferentes posturas tomadores por los actores y las dinámicas que se dispararon, en las semanas posteriores al 14 de febrero, fueron muy significativas para mí y una rica fuente de aprendizaje sobre la dificultad y complejidad de ejercer la función de protección de la salud colectiva desde la Salud Pública. El papel que jugaron las autoridades sanitarias, los profesionales de la salud pública, las sociedades científicas y profesionales, los medios de comunicación y las fuerzas políticas en esta situación de crisis, fue enormemente esclarecedor. También lo fue el grado de autonomía que tenían los políticos regionales para decidir en función de la situación epidémica específica de la CM. Y, por supuesto, los complejos factores que entran en juego para tomar la difícil decisión si en un territorio se declara o no una situación epidémica,… y hasta qué punto son o deben ser compartidos con la ciudadanía.

trillo

Noticia de El Diario 16 de 26 de febrero de 1997 “Desfachatez de Trillo” sobre el uso del médico y del coche oficial del entonces Presidente del Congreso para vacunar a sus hijos contradiciendo el mensaje del ministro de sanidad de su partido a la población

Hace diez años (2007) pasé estas reflexiones a un texto: escribí una serie de 10 posts en el blog “Salud Pública y algo más” con la intención de compartir mis “lecciones aprendidas” y, a la vez,  facilitar el cierre de mi catarsis (de esta vivencia traumática). De hecho, fue el leit motiv de mi acercamiento a los blogs y las redes sociales y el estímulo inicial a escribir y compartir sobre mi experiencia profesional durante esta última década. Mis obligaciones de funcionario público y de lealtad institucional me impidieron (y me siguen impidiendo) contar toda la información que tengo de esta crisis. Por ello, hace 10 años decidí construir el relato con información publicada en los medios o que fuera de dominio público, confiando en la inteligencia de los lectores. No obstante, la imagen de lo sucedido puede al final parecer confusa (confusión no inocente), aunque espero que en el futuro la investigación histórica desvele lo que llamo “las tres piezas ocultas del puzle” que le dan todo el sentido y coherencia al desarrollo de esta crisis.

el-efecto-domino_indice

Indice del libro

Diez años después de aquella publicación y 20 años después del estallido mediático de la crisis, se recopilan estos post, editándose el texto y las imágenes en forma de libro de descarga gratuita. Confío en que este esfuerzo sirva para que todos y todas aprendamos lo que tenemos y no tenemos que hacer si nos volvemos a enfrentar a una  situación parecida. Algo bastante probable si eres un o una salubrista…

 

Salud Pública y otras dudas

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar